Grasse, la capital mundial de la perfumería.

Grasse, la capital mundial de la perfumería.

 Grasse es la capital mundial de los perfumes. Situada en Provenza-Alpes-Costa Azul, a 14 kilómetros al noroeste de Cannes. Se encuentra en una colina a 750 metros de altitud, dominando vastos valles llenos de color por la cantidad de flores, sobre todo rosas, jazmines y nardos, que sirven para hacer los famosos perfumes.

El mundo del perfume forma parte del ADN de la ciudad de Grasse, que atrae todos los años a miles de turistas. De los 200 perfumistas que hay por el mundo, 40 se encuentran en Grasse. Todo comenzó con los guantes, las botas y las carrocerías de piel. Desde el siglo XII, los curtidores de Grasse vendían y comercializaban todo tipo de pieles. Éstas solo conservaron su olor a establo durante algunos siglos, ya que se comenzaron a perfumar a partir del siglo XVII.

En 1747 se fundo una de nuestras marcas, Maison Galimard. Destacada por el uso de las materias primas más finas, trabajadas de manera artesanal. De la misma manera Maison Molinard en 1849, quienes se sumaron con su negocio familiar de destilación de flores locales. Estos métodos artesanales siguen vigentes en la actualidad para velar por la calidad de los productos. Es más, han sido estos métodos o técnicas de fabricación, que se han ganado el máximo reconocimiento a nivel mundial, Patrimonio Mundial Inmaterial de la UNESCO. El organismo de las Naciones Unidas ha puesto en valor la manera en que se cultivan las plantas en la zona y la forma en que las procesan. 

Tanto Maison Molinard, Maison Galimard y Maison Micallef son originales de tan misterioso pueblo, no existe otro lugar en el mundo con tanta riqueza aromática. Es más, marcas "fashion" como Chanel, Dior, Louis Vouitton y Hermès contribuyen activamente a perpetuar el cultivo del jazmín y de la rosa en la zona. En la actualidad, el cultivo se extiende a otras plantas para perfume, desde el lirio al geranio, pasando por el nardo. Cinco cosechas de excepción que nacen en el privilegiado suelo fértil protegido del viento y de buen clima. 

Tanto Molinard como Galimard y M.Micallef son casas de perfumes dueñas de sus propias plantaciones en Grasse, convirtiéndolas en exclusivas y de nicho, ya que dichas plantas tienen un costo demasiado elevado en el mercado para la fabricación de perfumes. Esto lleva al resto de las marcas externas a la ciudad a utilizar ingredientes sintéticos creados en laboratorios que tratan de imitar el aroma del jazmín o de la rosa centifolia. 

Mon Parfum Chile trae a suelo nacional las fragancias más apetecidas a nivel mundial de esta hermosa región del sur de Francia. Aromas dominados por aceites naturales de excepción. Hoy, el Mediterráneo llega a Chile de una manera muy sofisticada.

 

 Equipo Mon Parfum Chile.


2 comentarios


  • Lorena

    Mucho exito !!! Maravillosa reseña debe ser un lugar de ensueños.


  • Mónica

    Simplemente,
    MA-RA-VI-LLO-SO.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados